El Hombre de la Rosa

¡¡¡ EL OCASO DE LA CIUDAD HUMANA !!!

 

¡¡¡ EL OCASO DE LA CIUDAD HUMANA !!!

 

*** Versos de la Rosa ***

 

Todo lo que lo humano toca se vuelve estéril

parece que su esencia real vive en el ladrillo,

cuando adorna de vida la forma de la ciudad

con dominación de su arrogancia prepotente,

embebida en lo pretencioso por ser artificial

devora su esencia que la recreo como débito.

 

Asfalto negro que mancha su alma de calles

serpenteando su propia esencia de avenidas,

ensuciando de ateridos meandros su ciudad

sosteniendo su paso a una avidez de aceras,

rodeando sus plazas con estatuas de bronce

como espectros de una leyenda de la suerte.

 

Hay manirrotos vergeles y macizos de flores

recreando la vida del ciudadano bien servido,

pero cuando asoma un desgraciado mendigo

un precepto de enjuague esconde lo indigno,

dejando vacía su calle de hambre y desatino

sacando esta miseria al campo junto al trigo.

 

La falta de comida de ese paria desgraciado

no se mezcla nunca con la gente prepotente,

esa burguesía esconde sus lujurias y boatos

porque no abochorne la clemencia de Cristo,

dejando la misericordia olvidada en su alma

colmada de miseria e inmunda putrefacción.

 

La ciudad vale lo que de oro negro consume

cuando su vecino gasta esta naturaleza viva,

desamparando la seca industrial del hombre

calcinando el suspiro de la bonita primavera,

que avergonzada no penetra en sus jardines

dejando a su suerte el destino de lo humano.

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

10 de noviembre 2017



 

 

 

Comentarios11

  • Menesteo

    Cuanta verdad dices amigo Críspulo,
    cuando esas prepotentes personas se encuentran con la cruda realidad de la calle y la miseria que la sustenta, vuelven la cara por no querer ver el mundo real que los rodean.
    Un abrazo.

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo Estacadilla por tu generoso y amable comentario...
      El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
      La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
      Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
      Críspulo Rufino Cortés Cortés
      El Hombre de la Rosa

    • Esteban Mario Couceyro

      Estimado amigo, el hombre se apartó de la naturaleza, desde el momento que debió tapar sus supuestas verguenzas, en un intento por ser libres.
      Su primer intento, fue liberarse de la naturaleza y aún intenta no fracasar.
      Un saludo
      Esteban

      • El Hombre de la Rosa

        Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo Esteban Mario Couceyro por tu generoso y amable comentario...
        El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
        La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
        Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
        Críspulo Rufino Cortés Cortés
        El Hombre de la Rosa

      • Maria Hodunok.

        Inmensa realidad poeta de poetas.
        Cuanta miseria vemos diariamente en las calles de las grandes ciudades.
        Como estamos perdiendo las riquezas que nos regala el campo.
        Tus versos, intensidad pura.
        Felicitaciones.!!!!

        • El Hombre de la Rosa

          Muchas gracias estimada periodista y compañera en la poesía y poetisa amiga María Hodunok por tu generoso y amable comentario...
          Tus amables y gratos cumplidos estimulan a mi pluma estimada María...
          El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
          La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
          Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
          Críspulo Rufino Cortés Cortés
          El Hombre de la Rosa

        • Toqui

          Una pintura precisa de aspectos relevantes de la impronta de este ser perjudicial de la tierra.

          Saludos afectuosos y amistosos al Poeta de la ROSA

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo Tokki por tu generoso y amable comentario...
            El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
            La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
            Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
            Críspulo Rufino Cortés Cortés
            El Hombre de la Rosa

          • Paloma P.P.

            Precioso poema que me ha encantado leerte. Un abrazo amigo.

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias estimada compañera en la poesía y poetisa amiga Paloma P.P. por tu generoso y amable comentario...
              Tus diarios cumplidos estimulan a mi pluma estimada Paloma...
              El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
              La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
              Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
              Críspulo Rufino Cortés Cortés
              El Hombre de la Rosa

            • Margarita Dimartino de Paoli

              QUE GRAN REALIDAD HAY EN TUS PALABRAS CRÍSPULO, UN BELLO POEMA QUE GRITA LA REALIDAD DIARIA,.-

              UN CARIÑO EN LA DISTANCIA.-

              MARGARITA

              • El Hombre de la Rosa

                Muchas gracias estimada compañera en la poesía y poetisa amiga Margarita Dimartino de Paoli por tu generoso y amable comentario...
                Tus gratos cumplidos estimulan a mi pluma estimada Margarita...
                El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
                La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
                Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
                Críspulo Rufino Cortés Cortés
                El Hombre de la Rosa

              • Amalia Lateano

                Mi querido amigo Críspulo,
                Extraordinario, con un demoledor argumento aplicable a todos los seres humanos de cualquier sociedad de todas las épocas, desde que el mundo es mundo. Precisamente, esa amalgama de sentimientos encontrados es el combustible de La Vida para BIEN y para MAL.

                Además del enorme talento que te adorna, también haces gala de una gran sabiduría que enriquece aún más cada tema que tocas.

                Felicidades

                Amalia

                • El Hombre de la Rosa

                  Muchas gracias estimada compañera en la poesía y poetisa amiga Amalia Laetano por tu generoso y amable comentario...
                  Tus gratos cumplidos le encantan a mi pluma estimada Amalia...
                  El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
                  La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
                  Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
                  Críspulo Rufino Cortés Cortés
                  El Hombre de la Rosa

                • Trovador de Sueños ...y realidades.

                  Realidad en cada verso... cincelados versos, para componer un poema contundente y veraz, siempre es un privilegio leerte, hermano.

                  Saludos cordiales;
                  Carlos

                  • El Hombre de la Rosa

                    Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo Trovador de sueños... y realidades, por tu generoso y amable comentario...
                    El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
                    La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
                    Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
                    Críspulo Rufino Cortés Cortés
                    El Hombre de la Rosa

                  • María Isiszkt

                    Verdades como TEMPLOS
                    uN ABRAZO

                    • El Hombre de la Rosa

                      Muchas gracias estimada compañera en la poesía y poetisa amiga Isiszkt (Kitty) por tu generoso y amable comentario...
                      El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
                      La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
                      Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
                      Críspulo Rufino Cortés Cortés
                      El Hombre de la Rosa

                      • María Isiszkt

                        Materialismo, orgullo, necedad todo se junta y malos gobernantes, todo englobado hace un mundo raro
                        Un buen fin de semana te deseo

                      • Hugo Emilio Ocanto

                        Una gran realidad Maestro Creíspulo.
                        Miserias por doquier.
                        Gracias por hacernos leer realidad...
                        Cordiales saludos de amistad.

                        • El Hombre de la Rosa

                          Muchas gracias estimado rapsoda, compañero en la poesía y poeta amigo Hugo Emilio Ocanto por tu generoso y amable comentario...
                          El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
                          La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
                          Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
                          Críspulo Rufino Cortés Cortés
                          El Hombre de la Rosa

                        • David Arthur

                          Un mundo sin empatía envuelto en acero, vidrio y cemento. Cementerios de la sensibildad y compasión Críspulo.

                          Mucha verdad en tu buena reflexión.

                          Un abrazo amigo,
                          David


                          • El Hombre de la Rosa

                            Muchas gracias estimado compañero en la poesía y poeta amigo David Arthur, por tu generoso y amable comentario...
                            El ocaso incierto de la ciudad humana, donde el materialismo se incrusta con licenciosa soberbia en las paredes de los altos edificios, donde la compasión y la virtud humana desaparece, como si fueran celdas cartesianas de una colmena fría y sin personalidad, donde todo vale y todo se manipula...
                            La vuelta a sembrar de nuevo los inmensos campos vacíos, y resecos de negras lágrimas de la soberbia humana, están esperando al hombre cuando deje la estéril fastuosidad de su propia miseria y siembre de nuevo para dar de comer a sus hijos..
                            Que la fuerza del amor y la felicidad no salgan de tu hogar..
                            Críspulo Rufino Cortés Cortés
                            El Hombre de la Rosa



                          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.