Edmundo Vélez Alcívar

Declamación del poema: El Errante.



Marchando fui con las hojas desprendidas

que reclamaba el viento con su boca de otoño,

distante del mundo, palpando partidas

sin que se asiente en mis pies patria alguna

ni los retoños en ella... En el polvo.

 

Yo crecí creyendo que mis venas

eran la cuenca de algún río enojoso,

crecí con el olor lascivo de la hierba

que en el prado se multiplica afanoso.

 

Pero no era yo con la piel de la tierra,

ni los años en mis ausentes raíces,

ni el ocaso, ni la noche incierta

ni las canas de los prados felices.

 

Vi a mis padres ser la tierra que se agrieta,

los vi tan tristes en las noches grises,

los vi morir día a día en sombra yerta:

me vi piernas en vez de raíces.

 

Y huí de la tierra que creí asir con raíces,

y huí con mis torpes piernas de viajero;

y mi corazón se hizo vacío, como cuenco

presto a llenarse de cualquier cercana garuba

o algún distante invierno.

 

Siempre me dije: soy viajero y mi patria

es el mundo entero.

Pero dentro de mi alma extrañaba mi tierra

como un recuerdo del río o de la fruta madura

para una piel sucia y una boca seca.

 

Conocí muchas banderas y pocas canciones,

conocí muchos ciudadanos y pocos hermanos,

retocé en muchos prados sin estrellas mías

y dormité en las lejanías de la patria ficticia,

la patria falsa... La de mis pies y mis manos.

 

Después de muchos años, volví cansado,

cansado de huir de una muerte

que no solo estaba en la tierra materna.

 

Pero mi tierra había muerto, otros prados,

otra gente poblaba con sus muertes

y arrullos de trino convivían con estertores extraños.

Mis padres, muertos, ya viejos, otros prados.

 

Yo no huía de mi tierra, comprendí...

Huía en vano de mi pasado...

Errante en vano, tarareando distancias,

distancias que nunca distanciaron mi legado...

 

Poeta y escritor: Edmundo Vélez Alcívar 

Guayaquil - Ecuador 

Derechos reservados del autor.

Pd: si por casualidad caen en mis letras, sean tan amables de escuchar la declamación del poema en el link de youtube.

Comentarios1

  • Fabio Robles

    Edmundo, un bello poema, con una gran sensibilidad, te adentras en el alma para encontrar la verdad. Te felicito, saludos cordiales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.