Alejandro López

Poema cero

Nadie escribe frases al azar
Sin un remitente
Sin un destino
Ni habla de pasillos que nunca han pasado
O deseo conocer
Coleccionamos trozos de vida
Que se nos van cayendo con los años
No los desechamos ni tampoco los reciclamos
Son utilizados así como están en una hoja de papel
Como dedicatoria
Como despedida
Como memoria
Podemos escribir de la vida y las mujeres
Tienen algo que los relaciona
Uno con lo otro
Indescifrable
Incógnito
Misterioso
Escribimos porque no sabemos hacer otra cosa
En donde se vea involucrado el corazón
O una mujer
En mi caso, son ambos
No sabemos que es la amnesia
Todo lo perpetuados
De una manera clásica
Elegante o con garabatos
De ti proviene todo aquello
Que me obliga a escribir
Aun así este dormido o lejos de ti
Esto no acaba
No sabemos dar finales buenos o malos
Solo lo que el lector necesita en ese momento
No escribo por sentirme solo
-Si te tengo en mis pensamientos-
En el sonido de mis huesos
Que me recuerdan que sigo acá
Pero sin ti
Escribo no para ser feliz
Sino para ser libre
La felicidad necesita de contornos
Es un vacío que debe tener un propósito para serlo
En cambio uno puede sentirse libre
Debajo de un árbol
Como en la hora pico del tráfico
Escribo
Porque no sé hacer nada más
Que involucre el corazón
Porque si dejo de hacerlo
Entonces no habrá valido la pena la vida ni conocerte
En cada carta utilizada
No solo va de lo que está hecho mi corazón
Si no horas, minutos
“Mi libertad”
No existe un resumen para esto
Ni tampoco índices
Lees los trozos que se me van cayendo del corazón
Son amontonados
-Como todo aquello que no deseas olvidar-
Y si te escribo
Es porque significas la razón por la cual vivo
Lo que no deseo olvidar
La razón por la que las personas escriben
Es por la vida y las mujeres
La razón por la que yo escribo
Es porque cuando se trata de ti
Soy libre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.