Michurin Vélez

RENACIMIENTO

RENACIMIENTO

 

Las horas crucifican

los gritos silenciosos de los puños

que exprimen la esperanza de los días

 

Las llagas de la ignominia

supuran aterradas lágrimas fecundas

que caen en los surcos sedientos de albedrío

 

Germinan semillas de raíz profunda

aferrándose con la fuerza del anhelo

a la espera de los nuevos frutos

 

Después de romper el áspero lamento

< cerrojo de los grilletes de la tiranía >

se abren los brazos en cruz

para abrigar la cima de los montes

 

En la ancha pradera

cual árboles de bosque en primavera

despiertan los sentidos en el horizonte

dejando su vasta lluvia

para que retoñen en libertad los sueños

Comentarios1

  • B. Wayne

    *Leído.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.