Walter Trujillo Moreno

EL DIALOGO SOBRE LA ILUSION DEL NORTE / EL ESPEJO DEL NORTE

 En el universo no existe, ni el norte ni el sur,
ni el arriba ni abajo,
ni los seres diferentes o superiores.
Para el universo todo son iguales,
Algún instante fuimos creados,
de igual manera algún instante hubieren desaparecido.

 

EL SUR PREGUNTA:
Representamos la sangre de nuestros pueblos! Déjame respirar
Somos humanos después migrantes. No me quietes el aire
De donde sacas el derecho para descriminarme.
La Naturaleza es mi catedral
A quién favorecen las fronteras peligrosas.
A nadie a nadie,
El racismo no ha muerto,
no hay que evitarlo hay que combatirlo
Cinco combatientes sufren, lloran,
se debaten entre la humillación y la blasfemia,
tienen problemas y pierden sus derechos. Déjame vivir en paz.
Representamos de verdad,
a los países a los que nos debemos.
Por qué no me crees,
dejadme representarlos en paz.

Tenemos que ganar espacios y lugar para defender nuestras ideas,
fuera de gobiernos y grupos clásicos. Somos muchos, somos la mayoría,
queremos decidir y estar siempre presentes

Señores de los espejos por qué nos desprecian,
si nosotros siempre marchamos a la sombra de sus reflejos.
Es hora de proyectar nuestra luz y sombras

En el país de los espejos la Xenofobia es desayuno,
almuerzo y merienda.
Dejen de comer ese alimento dañino a la salud y al alma.

País de los espejos, salvas mis pueblos,
a un costo social superlativo,
la desigualdad compite  con los abismos,
dejan heridas que no paran de sangrar,
el dolor que causas
y la pena que provocas no tiene valor ni precio.
Estoy cansado de esa injusticia repetitiva,
anti dialéctica y freno de la imaginación y el crecimiento.

 

 País de los espejos abre tus fronteras que tengo años de éxodo en mis pies,
cansada de torturas,

cansada de ver y oler sangra roja y negra,
me niego a sufrir y tener pena.
Abra tus fronteras ya, deja pasar todo que tenga movimiento.

País de los espejos, nos arruinaste, menos tierras, más indigencia
menos verde, menos Naturaleza.
Vete de mis tierras,
no te lleves nada por favor,
ni siquiera el aire que respiro,
ni los países que contemplo.

Mi tierra llora por los hijos que parten,
que nos abandonan,
que se van para no volver.
Los que regresan no reconocen ya sus pueblos
y sus pueblos no los reconoce más.

No nos dejas más alternativa,
la única salida es la protesta,
la resistencia, la insurgencia,
los cambios, la revolución, derribar fronteras,
darle descanso a nuestra madre tierra.
Los pájaros y los animales necesitan territorios limpios
y sanos para poder seguir existiendo.

Señor del Norte, deja de pisotear mi destino,
y oscurecer mi futuro
Señor capitalista salvaje no manches mis derechos,
no me margines indefinidamente.
Señor de la guerra, deja de destruir gente y asesinar inocentes
Señor injusto, no me obligues a tragar dolor y pobreza innecesaria.

EL ESPEJO DEL NORTE CONTESTA:

los necesitamos, su mano de obra barata.
No tenemos espacio para todos,
solo para los mejores y dóciles.
Necesitamos las fronteras, tenemos que protegernos.
Dejen de invadirnos sin permiso,
no podemos asumir la responsabilidad de sus señores locales y gobernantes,
ellos tienen responder y mejorar sus vidas.
El Norte no puede vivir sin el sur,
el sur no puede vivir sin el norte,
nosotros tenemos la vida,
Ud. hace tiempo que la perdieron.

 

EL SUR CONTESTA:

no nos dejan otra alternativa,
no se asombren de los métodos,

Tenemos el derecho de defendernos,
luchar hasta el final,
por mejores días.
Ofrecer futuro limpio a nuestras generaciones.
Se salvan si este poema entendieren.

Nadie puede vivir aislado o privado del movimiento
o intercambio de recursos y vidas.

 

Por Walter Trujillo Moreno. Mayo-Septiembre 2017

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.