Alberto Escobar

La Máquina del tiempo

 

El pasado nos limita,
El futuro nos atemoriza.
El único lugar seguro es el presente.

 

 

 

 

 

Me regalarón por mi cumpleaños
Una máquina del tiempo.
Me la escondieron en la tarta,
Fue todo un evento.
Cuando las velas encendieron,
Uno de sus cables prendieron.
El fuego se hundió en merengue
El artilugio voló como un mal viento.
El rico pastel saltó por los aires
Hasta a los invitados embadurnar.
Así, para de la verguenza me salvar
Corro raudo para en ella montar.
Cerré la puerta con pestillo
Para evitar en el viaje la compañía
De algún de turno listillo.
Agarré con fuerza del motor la manilla.
Me elevé al cieloraso de la habitación.
Atravesélo como si fuera fino papel.
Volé como perseguido por pesadilla
Que me quisiera detener
Mis ansias de volver
Al pasado
Para reverdecer los árboles
Que no me dejan el bosque ver.

Comentarios1

  • Jose Adolfo

    jajajjajajaj escelente / las máquinas de este milenio nos van robotizando / aunque no es tan seguro el presente / siento que nos tritura a la gélida racionalidad poeta / Creo en la necesidad de combinar esas tres etapas: pasado / futuro y presente / algo bueno ha de darse jajajaj / Saludos poeta

    • Alberto Escobar

      Si te ha gustado me doy por satisfecho de esta ocurrencia. Un saludo don José.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.