Laura Benavidez

Oración

He hablado con Dios le he dicho de ti,
Le conté que me haces falta y que hay un vacío tortuoso dentro de esta alma que se encuentra agonizando entre las personas, miro el cielo y le ruego a el que te guíe, que te guarde y que esté muy pendiente de ti y que si estás muy solo te envié un ave quizás esas que se aparecen en tu ruta, cuando veas una cerca piensa que se la pedí a Dios para que te cuidara, le he pedido a el que me cuide, si que me dé su mano cuando las mías ya esten cansadas y no pueda continuar, le digo que me ayude a sacar el rencor y el dolor que me agobia y me no deja continuar.
Le pedí que ayudará a mi corazón salir de ese baúl donde lo he puesto y he lanzado al mar.
Aveces mi esencia sale a relucir como rayito de luz de luna menguante pero es así mengua se esconde.
Que la hace se convertir en otro ser muy hermosa por su dureza pero es fría como el metal y tan vacia como el humo del cigarrillo que se fuma por necesidad, así es ella pero en su ser habita una mujer que da todo, pero ella solo tiene miedo, y le pide a Dios que no la deje.
Solo le pide que funda su armadura y otra vez se arriesgue amar, el me escucha pero tiene muchos cosas por hacer y para que abrumarlo más con mis problemas prefiero acudir a ella que no me deja sola pero me lastima, ella aveces es muy dura pero me acompaña me hace pensar en lo que fuimos.
Mil veces he mirado al cielo y le pido que te cuide y que te dé compañía.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.