Roberto V

En el estío

 

En tus labios hallé
sabor de la soledad
En los mediodías de
estío
Cuando tus miembros
me acogían vencidos
de amor

Eran tiempos de amor
presuroso
Abdicando de promesas
hechas
Dando paso a la infidelidad
De un amor tumultuoso
Verdadero y carnal

Me tomabas la mano
escondiendo sonrisas
hablando en susurros
Detrás del noble roble
Con mano propia herías
tu tierno sur

Comentarios1

  • Jose Adolfo

    Una joya poética amigo / saludos

    • Roberto V

      Gracias
      Generosas palabras las suyas



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.