argantonio

Inocencia perdida

La patria de todos los hombres,

no tiene pabellón ni bandera,

ni es tampoco nación guerrera,

es la misma con otros nombres.

 

Aprendímos a andar por el mágico laberinto,

jugando con todos los chávales,

por aquí entras y por allí sales,

!Tanta fantasía en tan pequeño recinto!

 

Si todos los seres humanos sueñan,

desde niño el mismo sueño,

¿Por qué de mayores olvidan

 

compartir y de todo se adueñan,

dejando de ser el niño risueño,

y los nobles sentimientos dilapidan?

 

Comentarios4

  • Rosita de Mendoza

    Precioso!!! Crecemos y perdemos la inocencia, pero un amigo mío decía que cuando perdemos una inocencia ya no la podemos recuperar, pero siempre habrá nuevas inocencias que cuidara. Un saludo

  • manuelelafrontera

    De mayores perdemos la inocencia como perdemos el juego, que es donde esta se encuentra.
    Me gustó tu soneto.
    saludos

  • argantonio

    Rosita de mendoza. Tienes mucha razón a veces se pierde la inocencia pero siempre que conservemos algo de la niñez podemos recuperarla viva la.inocencia. un abrazo

  • argantonio

    Manuelelafrontera. Es verdad lo que dices sin inocencia no hay juego por eso debemos jugar sin mirar el reloj ni el calendario. Un fuerte abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.