Jhon Deivy Torres Vidal

FÁCIL SEDUCCIÓN, DIFÍCIL OLVIDO

Mujer que fuiste fácil 

como un bostezo a tientas

difícil se me hace

tentarme y olvidarte.

Mujer, aunque me mientas

con lúdica destreza,

no miento y soy cobarde,

pues voy a confesarte

-mujer ¡qué fácil fuiste!-

que de tanto tenerte

como deseaste y quise,

tatuada para siempre

en mi memoria existe

tu ser que juega y miente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.