R.I.M.M.C

En la tabla por la vida

El hombre con pasado callado rueda por las calles del presente frente al humo del cigarro, cenizas que queman el ayer audible, fuera el comportamiento predecible, porque este es el guerrero impredecible que arrasa con la conciencia paciente y se mete con la impaciente conciencia.

no tiene creencia pero su familia es una gran precencia que no cuestiona, que no abandona, porque para el la familia es el nucleo de su corazon, mas alla de la sangre es algo que se gana con demostracion, ese es el guerrero, el que con su mirada advierte y estremece y con su puño arremete y desaparece.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.