manuelelafrontera

EL EUCALIPTO GRANDE

Corren rápidas las nubes

los vientos del sur las atizan

y el eucalipto grande rebulle

sus hojas verdes y cenizas

Revuelan gasas de seda

dibujando grises azulados

y ella como linfa queda

en sus matices dorados

Fugaces los rayos del sol

que el ritmo pélvico guía

de mariposas sin control

en premedita anarquía

Aires de rojo candente

de las fumarolas vuelan

y chorrea por su vientre

falsa lava que no quema

Quedaron sobre la orilla

los nenúfares varados

y sorprendidas las garcillas

de sus suspiros, volaron

Corrió el verde lagarto

bajo la húmeda hierba

como lágrimas sin llanto

de sus ojos en guerra

Detuvo el eucalipto grande

su hojas cenizas y verdes

y el viento ya no expande

las nubes que se pierden

Y las sedas que volaron

desde el árbol que se alza

 dos cuerpo amortajaron

de gris y azulada gasas

que se dejaron morir

como la Mantis, ya preñada.

Comentarios3

  • AZULNOCHE

    Solo leer eucalipto, y me llega su rico olor.
    Un saludo.

  • Paco Jose Gonzalez

    Excelente ritmo, bello poema.
    Saludos cordiales.

  • Toqui

    "de sus ojos en guerra"

    Misteriosa mirada.

    Saludos afectuosos

    • manuelelafrontera

      CorriĆ³ el lagarto......
      Saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.