Jess Delargge

SIN RETORNO

Como el esplendor del relampago
Cuando la tormenta aún no ha comenzado.
En medio de la noche
En el silencio
En la soledad
Cuando parecía
Que el día habia terminado.
Así llegó el recuerdo de nuestro ultimo beso.
Inesperado
Tangible.
Más que un recuerdo
Fué un viaje.
Un viaje espontáneo y veloz
Sin aviso de partida ni retorno
De pronto ya estaba de regreso
Y como las puertas abiertas de un estanque
La tristeza empapó mis ojos.
Las palabras ahogadas cerraron mi garganta.
Intenté ignorarlo
Pero no pude.
La dulce idea de mis labios en tu piel
Me lleva a odiar mi realidad.
Esta realidad que me ha traicionado
Que me ha transportado desde tu ternura
Hasta mi fracasado intento
Por hacer que te quedes.
¿Como llegue hasta aquí?
Estaba tan segura de tener tus brazos
Que me reí cuando los vi enredados
En alguien más.
No parecía real.
Tras mi incrédula sonrisa
La realidad se adueñaba de mi
Con calma
Tan segura de sí misma
Y de que tarde o temprano me rendiría
Que yo aceptando que no habrá un mañana
Bajaría todas mis defensas
Y así entraría de lleno a mi vida.
Y aquí está
A mi lado
De pie
Mirándome fijamente
Sin hacer nada más
Que sonreír todo el tiempo.
Mientras grito, salto, golpeo las paredes
Y me desgarro para salir de aquí
Sin conseguir nada.
Me engaño a mi misma
Diciendo que logro ignorarla y continuar
Pero es inmediato el descenso
Y el encuentro cara a cara con ella de nuevo.
Así que la odio
La odio porque el recordarte
Nunca fué tan tóxico y mortal
Como el hacerlo ahora.
Ahora que no estás
Ahora que no me besas
Ahora que tu piel está tan lejos de mis labios
Y tus brazos tan aferrados a no abrazarme.
Ahora que no hay
Un mañana posible en tus ojos
Y tu sonrisa trae consigo
El terror de todos mis llantos.
Ahora que he dicho todas las palabras
Y entrado en guerra con todos mis deseos.
Ahora que sólo quedan los sitios que no arden
El sillón que no abraza
Y las calles que no endúlzan con susurros.
Nuestro encuentro está en el pasado
Donde la tinta ya está seca
Donde ya ni el viento se asoma
Y los mares son ya desiertos.
Y después de sufrírte y llorarte
Amarte y odiarte
Mis ojos se inundan de nuevo
Al entender que este también es un viaje
Pero uno sin retorno
Cuando intento mirar hacia el frente
Con la realidad de no volver a tenerte
Y es imposible.

Comentarios2

  • B. Wayne

    *LeĆ­do.
    Saludos.

  • migreriana

    Bello



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.