Edmundo Onofre

MANCHA OSCURA

MANCHA OSCURA


Como túnel obligado de un viajero
apareces de súbito sobre mí
haciéndome de lo más desprotegido,
es la sensación que yo percibo aquí,
justo en el instante en que mi mente
exige un descanso y no quiere salir
porque la rutina diaria le cansó
y por un momento no quiere vivir.


Mancha oscura, cubres la totalidad.
Nos obligas a rememorarlo todo...
de la temprana aurora hasta el crepúsculo;
rememorar nuestros errores y logros,
obligando a nuestros ojos cerrar,
y potenciar la reflexión de buen modo
para poder así superar lo ingrato
en los momentos en que uno está solo.


Noche, mancha oscura, que todo cubres,
ayúdame a descubrirme a mí mismo,
a saber caminar en los plenos días,
cuando el sol alumbra todos los caminos
y que es tan difícil como los tropiezos
que a menudo damos sin luz ni amigos.
Oscuridad, vigilia que me acompaña,
gracias... he escuchado todos mis latidos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.