alejandro fozar

XXI.

Entré a tu jardín poeta

y la promesa de Dios no está cumplida.

Vi las flores mustias

en anclajes lastimados,

la enredadera díscola 

la fuente seca,

los pájaros callados como muertos,

el sendero crusificado

contra un Arco Iris negro.

Ah...y un mármol cincelado

con tu estrofa última 

y dos fechas silenciadas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.