Nasdlo

Discretamente (1)



Si…

Discretamente,

amor,

uno de estos días

el frío empaña tus cristales

tus labios se resecan

tus manos se entumen

te despeina el viento

y tu café se enfría…

Discretamente

limpia esos cristales

humedece tus labios

mueve tus manos

péinate de nuevo

y calienta tu café.

 

Si…

discretamente,

cualquier día

te entristece la distancia

te molestan los anteojos

te sientes olvidada

te enfada la mañana

y te fastidia el clima…

Discretamente

sonríe a la distancia

acomoda tus anteojos

el caballito de mar en tu pecho

el anillo que nada en tu dedo

y lee un poco,

amor,

de lo que he escrito para ti.

 

Discretamente

yo sólo estaré

a un verso de distancia,

callado,

abandonando el silencio

para decirte,

amor,

te amo, estoy aquí.

 

Si…

alguna noche

discretamente

la luna te parece triste

la soledad te abraza

te sientes sola

y el insomnio te persigue…

Discretamente

deja que la luna

descanse en tu sonrisa

haz esa llamada

atiende esa visita

y déjate

alcanzar por el insomnio.

 

Mi luna, mi vida, mi sol.

Mi letra, mi verso, mi voz.

Mi sueño, en este mundo

indiscreto, mi anhelo…

Discretamente, eres tú.

 

Sólo te pido,

amor,

llevar estas letras

siempre contigo.

Por si algún un día,

discretamente,

el café se te derrama

y mi nombre se te olvida…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.