Paulo Maillot

Un fuego que deja cenizas

Una unión arriesgada, comprometida,

una llama de sustancias compartidas,

una alianza desconocida

que necesita estar bien abrigada.

 

Y quizás sean los momentos

los ingredientes de este fuego,

este fuego que cocine luego

una cena de sentimientos.

 

Yo creo que somos la leña

y como toda astilla sumisa

nos deparan fieles cenizas

tales fueran una sagrada reseña.  

 

  Y no quiero decir con esto

que este vínculo no se acabe,

pero no habrá agua que apague

lo que yo por ustedes siento.

 

Para muchos la segunda familia,

para otros esos lugares huecos,

para mí:esa hoguera

donde nombró la Biblia

el uso de estos leños secos.  

 

Paulo Maillot.

 

Comentarios1

  • B. Wayne

    *LeĆ­do.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.