Carlos Hector Alvarez

Las horas pasan y todo cambia

Las horas pasan y todo cambia

 

Es de noche, en silencio

Las sombras van delineando

Figuras sinuosas indescriptibles

Repitiéndome al oído aquellas frases insidiosas

Y ofensivas que salían de tu boca

Y que por ser tales son irrepetibles.

Recuerdo nuestros desencuentros

Cuando bajabas la cabeza para no mirarme

Celosa, imaginando afrentas para reprocharme

No sé qué romances o aventuras

Que solo moraban en tu cabeza de muchacha loca

No había formas que aceptaras mi inocencia

Ensimismada como estabas en creer en la falsía

Te alejaste de mi vida persuadida

De que otro amor en mi vida ya existía. 

Llega la aurora,

El sol va despejando las tinieblas

Las figuras van tomando lentamente las formas

De las plantas sembradas en mi jardín de rosas

Y el perfume de sus flores es un desagravio

Para mí.

Aunque jamás reconociste  tus errores

Siempre seguí siendo fiel a tus amores,

Los recuerdos que tengo de ti son un navío

Que vaga por distintos mares y vacíos

Sin hallar el puerto soñado donde  arribar

Séneca decía “No hay viento favorable

Para el barco que no sabe dónde va”

Así son mis pensamientos que te buscan

Sin saber dónde encontrarte nuevamente

Para desalojar con mis besos dulcemente

Todas las mentiras que habitan en tu mente.

 

 

Comentarios3

  • Elenas

    Recelo y temores de la persona amada que no te dio tregua..y hoy la recuerdas...
    excelente como todo lo Que escribes mi amigo
    un abrazo
    Elena

    • Carlos Hector Alvarez

      A las mujeres, lamentablemente, no las vamos a entender nunca. Gracias Un abrazo

    • B. Wayne

      *LeĆ­do.
      Saludos.

    • Carlos Hector Alvarez

      Ya es algo, gracias Saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.