Pietro Igarza

Décimas del Parnaso

 

Si me sorprende tu encanto
dejando al paso suspiros
no son en vano los giros
de mi alma en quebranto,
mas si causaras espanto
en lejana letanía
no serías sinfonía
ni al esbozar tu recuerdo
en el que sutil me pierdo
en mis vuelos de agonía.

¿Por qué la rosa cortaste?
¿Por qué las espinas besas?
¡si tus labios dulces fresas,
Porqué no besos regaste!
Siempre al vergel me mandaste
mas al vergel de lamentos
donde nacen los fermentos
de tu silente mirada
que es saeta envenenada
que con ausencia blindaste.

Pueden matarme tus ojos
tus espadas lacerantes
o morir segundos antes
por tus bellos labios rojos.
Entre todos mis antojos
es tu ser el que prefiero
y cada mañana espero
despertar en tu guarida
mientras tu boca dormida
me guarde aquello que quiero.

 


Pietro Igarza & Raquel Hernández

Comentarios1

  • B. Wayne

    *Leído.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.