El Hombre de la Rosa

¡¡¡ LÁGRIMAS POR GRANADA !!!



 

 

¡¡¡ LÁGRIMAS POR GRANADA !!!

 

*** Versos de la Rosa ***

 

Un esplendente Emir de su Granada

con un Islam demostrando osadías,

la grandeza hoy paga con su suerte

 con patria presa y la nación cautiva.

 

Los unos y otros en atroz desorden

 un estremecido combate sostenían,

forjan en tanda en una y otra parte

 la violencia que la espada le exigía.

 

Fue embistiendo en su diestro lado

 ricos esfuerzos que esa lucha ansía,

un chorro de sangre coloreo el agua

que gavinas y almaizares removían.

 

Hoy su espada de acero se revuelve

predicando con su tajo por la huida,

dejan el campo con despojos llenos

que los ingentes cadáveres cubrían.

 

Boabdil viendo Granada enrojecida

 con moros ahuyentados y vencidos,

con el enemigo cerca de sus muros

  sin defensa yace su ciudad querida.

 

Maldiciendo airado al Profeta amigo

ese augurio que hoy fallido extraña,

al ver a Fernando en soberbio porte

 póstumo combate en Granada aviva.

 

Con la cristiana Isabel que combate

que todo incita y a esa tropa anima,

entrega el grupo de cautivos moros

a la piedad de una inmensa vocería.

 

Suenan clarines en la negra entrega

con la hueste de Granada sometida,

cuelga el Albaicín su pendón blanco

entregando su Granada tan querida.

 

Entre las lanzas este Emir sometido

ante Fernando y a sus pies doblega,

nos has rendido bienquisto le habla

 vuestra es Granada y su belleza mía.

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

27 de octubre de 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios8

  • Max

    Hermoso lo has aludido mi querido amigo y poeta de la Rosa, su bello poema. Un abrazo te envío

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias estimado poeta y amigo Max por tu generoso comentario y por tu grata presencia en mi portal..
      Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos
      El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
      Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
      Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
      El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
      "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
      En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
      Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
      "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
      Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
      Un sentido abrazo de amistad y afecto...
      Críspulo Cortés Cortés.
      El Hombre de la Rosa

    • luis chacoa

      saludos mi amigo crispulo,,desde aca..atraves de las linea de internet,como siempre trato de leer tu escrituras,convertidas en poemas,,y en sabias historias,,,felicidades hermano

      • El Hombre de la Rosa

        Muchas gracias estimado poeta y amigo Luis Chacoa por tu generoso comentario y por tu grata presencia en mi portal..
        Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos
        El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
        Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
        Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
        El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
        "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
        En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
        Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
        "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
        Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
        Un sentido abrazo de amistad y afecto...
        Críspulo Cortés Cortés.
        El Hombre de la Rosa

        • luis chacoa

          gracias hermano..y felicidades por lo que se esta o se logro en cataluña

        • Esteban Mario Couceyro

          Historia de beligerancias heroicas, vista desde este punto parecen bellas.
          Qué les habrá parecido a los actores.
          Un abrazo.
          Esteban

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias estimado poeta y amigo Esteban Mario Couceyro por tu generoso comentario y por tu grata presencia en mi portal..
            Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos
            El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
            Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
            Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
            El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
            "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
            En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
            Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
            "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
            Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
            Un sentido abrazo de amistad y afecto...
            Críspulo Cortés Cortés.
            El Hombre de la Rosa

          • Augusto Cuerva

            Que buen romance amigo Críspulo,,me ha fascinado la lectura


            Un saludo y abrazo desde Aranjuez

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias estimado poeta y amigo Augusto Cuerva por tu generoso comentario y por tu grata presencia en mi portal..
              Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos
              El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
              Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
              Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
              El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
              "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
              En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
              Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
              "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
              Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
              Un sentido abrazo de amistad y afecto...
              Críspulo Cortés Cortés.
              El Hombre de la Rosa

            • Toqui

              Granada tierra soñada:

              Yo habría terminados
              "... y su belleza mía."

              Fantástico.

              Saludos afectuosos

              • El Hombre de la Rosa

                Muchas gracias estimado poeta y amigo Tokki por tu generoso comentario y por tu grata presencia en mi portal..
                Ya está corregido...
                Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos...
                El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
                Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
                Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
                El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
                "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
                En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
                Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
                "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
                Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
                Un sentido abrazo de amistad y afecto...
                Críspulo Cortés Cortés.
                El Hombre de la Rosa

              • David Arthur

                De nuevo la historia bellamente escrito en tu buen poema Críspulo.

                Un abrazo de mi amistad,
                David

                • El Hombre de la Rosa

                  Muchas gracias estimado poeta y amigo David Arthur por tu generoso comentario y por tu grata presencia en mi portal..
                  Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos
                  El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
                  Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
                  Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
                  El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
                  "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
                  En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
                  Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
                  "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
                  Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
                  Un sentido abrazo de amistad y afecto...
                  Críspulo Cortés Cortés.
                  El Hombre de la Rosa

                • Maria Hodunok.

                  Versos épico maravillosos, con vos vamos aprendiendo un poco la historia española, poeta de poetas.
                  Gracias por compartir.
                  Abrazos amigo.!!!!

                  • El Hombre de la Rosa

                    Muchas gracias estimada periodista y poetisa y amiga María Hodunok por tu lindo y generoso comentario y por tu gratísima presencia en mi portal..
                    Un sentido abrazo de amistad a tu familia y amigos
                    El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
                    Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
                    Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
                    El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
                    "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
                    En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
                    Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
                    "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
                    Que la salud, la felicidad y el amor sea el sostén de tu casa..
                    Un sentido abrazo de amistad y afecto...
                    Críspulo Cortés Cortés.
                    El Hombre de la Rosa

                  • Raquelinamor

                    Bello y nutrido poema, un gusto enorme aprender de la historia a través de una gran maestro, de armonios versos, cantos de vida, felicitaciones! Don Críspulo, gracias por compartir y reciba saludos de universal amor y bendiciones de raquelinamor

                    • El Hombre de la Rosa

                      Muchas gracias estimada poetisa y amiga Raquelinamor por tu lindo y generoso comentario y por tu gratísima presencia en mi portal..
                      Un sentido abrazo de amistad para toda tu familia...
                      El viernes 2 de enero de 1492 a las 3 de la tarde aparecieron en las almenas de la torre más alta de la Alhambra de Granada, el estandarte de Santiago Apóstol y el pendón real de Castilla.
                      Ante este glorioso espectáculo el coro de la real capilla entono el solemne Te Deum laudamus y el ejército cristiano con profunda emoción se postró de rodillas en acción de gracias .
                      Cuando Boaddil llegó ante los Reyes Católicos, que esperaban su llegada en la Ermita de San Sebastián, quiso apearse del caballo y besar sus manos en señal de homenaje, pero Fernando se apresuró a impedírselo y le abrazó en prueba de su afecto y consideración.
                      El rey Boaddil se acercó al cristiano y procedió a entregar las llaves del palacio y fortalezas, diciendo:.
                      "Tuyas son ó rey pues que Allah así lo ha dispuesto usa de tu triunfo con clemencia y moderación".
                      En tanto Boaddil seguía el camino hacia su exilio llegó a un montecillo desde donde se descubría por última vez la ciudad de Granada.
                      Allí detuvo el caballo y al dirigir su mirada sobre los lugares de su pasada grandeza, su corazón se llenó de dolor y no pudo menos que llorar y allí le dijo su madre...
                      "Llora, llora como mujer la pérdida de Granada que no has sabido defender como hombre”
                      Que la salud, la felicidad y el amor sean los pilares de tu casa..
                      Un fuerte abrazo de amistad y afecto...
                      Críspulo Cortés Cortés.
                      El Hombre de la Rosa



                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.