Alaska Young

Que debe hacer uno cuando...

Me pregunto que debe hacer uno cuando pierde el interés por la vida? Que sucede cuando ya nada te emociona? Que sucede cuando te sientes tan hundida que ya nada vale ? Estas a punto de perder aquel pequeño sostén que tenias a la vida y que haces ? Nada. No haces nada para evitarlo mas que llorar y convencerte a ti misma de que es lo mejor. Has perdido todo el interés y el sentido, aquellas fechas que tanto importaban dejaron de hacerlo, ya no he visto futbol, ya no me ha interesado estudiar mi futuro, ya no me preocupo por mis demonios al contrario los he aceptado.
Mi vida es como una sala de cine, tu te sientas en la sala y ponen la película, los actos ocurren,la gente avanza otros quedan atrás y tu solo observas, te quedas sentada mientras todos se mueven, no hay fuerza para moverse, no hay ganas... En ti solo existe cobardía, sabes que ya no quieres vivir pero tampoco intentas suicidarte por que sabes que será un fracaso, como todo en tu vida. Entonces ? Entonces solo respiras y dejas pasar los días, ya no vives solo dejas pasar los días, sin sentido,sin ganas,sin motivo, un gran vacío incapaz de llenarse, tal vez la vida no es para todos pero la muerte tampoco un privilegio del que cualquiera puede gozar.

Comentarios3

  • B. Wayne

    Vivir no es para todos...

  • Dreamss

    Tu soledad necesita alas
    Irrumpe en ella con tu pluma. =)

  • Tokki

    TRISTEZA
    Puede no tener origen conocido en tu vida, te habita por completo, un ritmo lento sacude tu mente y te hunde en la nada de la existencia, est√°s m√°s all√° de todo, estacionado en un paradero de ning√ļn lugar, no viene nadie a buscarte ni puede hacerlo, no importas, ni a ti mismo, no es un dolor situado en un sitio espec√≠fico por una p√©rdida, enfermedad, abandono, desprecio,... es m√°s parecido a una radiaci√≥n o a una fiebre permanente, hasta pasma los sentidos, el pensar, el desear, el querer, el movimiento,... no es una anestesia ni una droga ni un vicio, ni el aburrimiento o tedio del estar en el mundo, ella no te clava sino que te invade, te abruma en una fragua a fuego lento recarcomi√©ndote desde las entra√Īas hasta la superficie y desde la piel hasta el centro de cada c√©lula; no es ansia de suicidio ni espanto por estar aqu√≠, es un estado de cris√°lida sin saber nunca que eso eres.
    ======
    ¬ŅQu√© es la vida?
    Al instante de definir, limitar, situar,... es otra noción, no es vida. La vida, la nada, el infinito, el tiempo,... sé de su existir, siendo inasibles.
    Esa es su magia, uno la pinta, la descubre, la desafía, le da sentido,...
    Lo desastroso es cuando te la hacen imposible.
    Es impredecible, tienes el control y zas, toma sus propios derroteros sumiéndote en la confusión como cuando te ovilla una ola.
    Te dejas llevar por la corriente estando seguro de la opci√≥n tomada, uno piensa, soy s√≥lo polvo al viento; pero, generalmente, √©sta es un torbellino que se torna insano, mal√©volo, perturbador, cruel y espantoso; la inercia te conduce hasta las puertas mismas de las peores pestilencias y no sabes de donde ni como un impulso te salva, recomenzando con una nueva perspectiva el hoy y el ma√Īana.
    Este mar informe donde se hunden los más fuertes navíos, requiere destrezas instintivas, intuitivas y de todo orden; con esa mochila a cuestas, así y todo, no tienes garantía ni certeza.
    No se ha descubierto cómo crear vida a partir de materia inorgánica, menos de la nada; llegado ese momento, la soberbia humana habrá alcanzado el paroxismo. Qué clonación ni ocho cuartos, deshace el mito de Dios y da un salto cuántico inconcebible, tanto o más terrorífico que con la energía atómica.
    Abrid juego.


    Si yo fuera t√ļ, le dir√≠a al yo que siembre hasta la muerte, que cante al alba como un mon√°stico con la alegr√≠a del trinar de las aves porque brilla el sol y tienes a√ļn la vida que no te fue arrebatada en la peque√Īa muerte de los sue√Īos; disfruta de quienes te quieren y est√°n frente a ti, esos importan, no sufras por banalidades que son la inmensa mayor√≠a de los sucesos por los cuales sientes, conc√©ntrate en seguir tus propios pasos sin da√Īar a nadie en ese camino, no vuelvas la vista atr√°s, ya sabes: te convertir√≠as en estatua de sal desmoron√°ndose por el viento y la lluvia, que no te dir√≠a de los sabios consejos de los que se alejan del mundanal ruido, te dir√≠a conversa con el humilde risue√Īo y preg√ļntale por qu√© r√≠e, es probable que te diga que es porque est√° vivo, tiene salud y ve crecer a su amada prole, no le pide m√°s a la vida, ello le llena el coraz√≥n; ret√≠rate un d√≠a, pronto, al silencio de las monta√Īas y solo contempla lo que ves y observa, te cambiar√° la perspectiva del hoy y del pasado, baila ah√≠ con el ritmo que quieras porque se manifestar√° tu goce interno encerrado por el bullicio del mundo callejero y bald√≠o. Por ahora intenta de verdad lo que te he dicho porque lo interesante s√≥lo te lo puedo decir despu√©s de dar esta primera zancada.

    Saludos cordiales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.