Federico Mendo Sánchez

QUE BUSCASTE DE MÍ

 


Me ofreciste tanto amor ¿y qué he recibido?
solo palabras que una tarde se llevó el viento,
creo que tú trataste de ser yo el elegido,
para que te cobres el dolor de tu sufrimiento.

Yo solo atiné cada instante en contestarte,
todos tus peticiones que eran amorosas,
y creyendo en tus palabras empecé a amarte,
sin darme cuenta que eran falsas palabras.

Le pusiste emoción y mucho encanto,
y yo creí que el amor había vuelto,
hoy que estoy lejos siento tanto espanto,
de que como pude permitir a mi amor insulto.

Creo que debiste fijarte tú en otra persona,
pues mi corazón muy noble acepto tu cariño,
hoy en esta soledad mi corazón razona,
y me engañaste tú, muy fácil como a un niño.

Es una desilusión la que estoy viviendo,
la que por años los tenía yo dormida,
hoy yo no sé lo que estoy sintiendo,
pero si sé, que eres una perdida.

Que buscaste de mí y de mi ingenuidad,
hoy quizás tu rías por lo que has ganado,
alborotaste tú mis sentidos y mi felicidad,
y todo mi amor por ti ya lo has perdido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.