Danielzenke

A cabo del tiempo...

Acabo de pintar el suelo de mi casa,

con tus pasos;

el reflejo de tu pelo en mis pupilas.

De beberme tus labios en el café de la tarde;

de separar las espinas de tus palabras

mientras desnudo mi corazón con escalpelo.

Acabo por pintar tu sabor

en el cielo del paladar

y termino por darme cuenta 

que mi soledad viste sus mejores galas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.