argantonio

Pequeña diosa

No puedo ni quiero olvidarte

No es para nada mi deseo

Soy otro tan pronto como te veo

Despertándose siempre las ganas de amarte.

 

Te imagino como eras siendo niña

En tu campo rodeada de tus animales

Tenía un burro, un gato, todos racionales

Nunca les pegaba, no conocían la riña.

 

Mira esa silvestre rosa

Milagro que crezca sola

Potente la pequeña diosa.

 

Pobre roja y descarada la amapola

Pequeña llama ardiente y hermosa

Se alza de la hierba como una ola.

Comentarios1

  • argantonio

    Tximeleta el amor de la mujer es tan amplio que abarca a todos los animales yo he visto llorar por la muerte de un canario que cantaba tan bien que se llamaba plácido domingo llorar nos hace mas humanos un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.