Maria I. Hernandez

Entre el saxo y la poesía

 

Entre el saxo y la poesía;
ella el saxo prefería.
Navegando sin descanso
alimentaba sus fantasías.

Leyendo siempre a los poetas
en las noches y a escondidas.
Tenia siempre las maletas hechas,
por si algún viaje acontecía.

Mas aquel saxo la seducía.
Apretando fuerte los ojos
con la música fluía
mientras su piel se estremecía.

El ritmo de su alma,
casi nadie lo entendía.
El saxo ocupaba un espacio;
pero como aquel poeta ausente
nunca nadie la comprendía.

El saxo provocaba idolatría,
el poeta, despertarla pretendía.
Uno hiere, el otro inspira.
Dos facetas inherentes a la vida.

El poeta va de frente,
enfrentándose a la vida.
Mientras el saxo solo seduce,
aun desde la lejanía.

Así siempre andaba ella,
encontrarse es lo que ansia.
Fluyendo lentamente
entre música y poesía.

El poeta comprendía.
El poeta jamas claudica,
y ni siquiera testifica.
Su refugio son sus letras.
Su estandarte la empatia;
aunque nadie lo entendía.

R.J.Escalona.
Derechos de autor.

La dedicación de un amigo que sabe lo que me husta el saxo.

Comentarios4

  • B. Wayne

    *Leído.
    Saludos.

  • Maria Esther Martinez Valenzuela

    Hermosa conjugación de sexo y poesía

    Muy hermoso Maria

  • Marisha Rotger

    Fabuloso juego de palabras. Gracias por compartir.

  • mercedesdembo

    El saxo y todo lo que implica de sensualidad.
    Gracias



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.