Pietro Igarza

Suspira golondrina

 

Se desprende de tu pelo el mensaje
promete el regreso a tu paraje
tras el frío que durmió en mis manos
radiante me devuelves los veranos.

Y se desviste en suaves trinos, golondrina
revoloteando en mares encendidos
por el abrazo del cielo carmesí
que conjugado con sus labios silentes
anuncia con sutileza el estío
entre el fulgor de sus esmeraldas caricias
y siente
como nace el color en sus delicadas mejillas.

La habitación con la brisa fina
que escapa de cuerpo ayer dormido
y hoy cantando por su suave frenesí
que inunda el cielo con su voz paciente.

 

Raquel Hernández & Pietro Igarza



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.