Octavio Márquez

Latidos

Ojos cerrados que pernoctan

en un segundo de entrañas

en cielos oníricos.

 

Susurro que corre a través de

venas metálicas y bullicio.

 

Pasos agitados que gimen, que corren

que revientan y tropiezan en las entrañas

de carne y tierra que se amalgama con pupilas

sin columpios.

 

¡Reparos hechos lanza! !hechos relámpagos!...

Hechos cristal roto que se asoma

en arrugas sobre mejillas.

Que se hacen polvo y silencio.

 

Palabras afónicas que iluminan adjetivos

con manos hechas árboles y pasos escarlata

que reviven.

 

Tambores y cánticos que mueven en viento

que hablan debajo de las cicatrices;

que corren ligeros

sobre ruinas de lava y pantanos;

que revotan sobre roca

y moldean nuevos latidos en ojos de águila naciente; 

nuevas alas que se ciñen al lienzo celeste.

 

 

Octavio Márquez

 

 

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.