Edmundo Onofre

LIBROS

LIBROS

 

¿De dónde vinieron?

¿Quién los puso en nuestro camino?

Llegaron generosos, como gotas cristalinas

que traen vida.

Aterrizando en estanterías, escritorios,

sobre las mesas, junto a las manos

o bajo el brazo.

Escritas con noble tinta

tantas páginas de sabiduría,

impregnadas en ellas, lo real,

la fantasía, el conocimiento;

grabando de indeleble y trascendiendo

culturas de tanto tiempo y latitudes.

Cada lápiz traduciendo  ideas en palabras

y éstas formando páginas y más páginas

que no andan sueltas,

se han liado formando folletos gruesos

con lomo y tapas:

y así, nacientes libros.

 

Los más diversos textos

embalsamados en papeles albos y puros

llegan a alimentar nuestro deseo

de entretención o conocimiento.

Libros repletos de palabras,

colmados de frases, llenos de capítulos...

algunos hojeados, más leídos,

otros esperando su turno.

Para el lector, amigo incondicional,

la mejor compañía.

Libros en bolsos y bolsillos,

en vitrinas y ferias antiguas;

esperando algún lector...

que le lean con luz del nocturno

o con claridad del día.

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Que bello elogio, y tan merecido !!, cuanta vida, y muerte, sufrimiento, ilusiones, imaginacion, ciencia, tecnologia, arte y muerte, escritos a veces a sangre y fuego, a pasion y desesperacion !!!, y convertido, en un docil amigo que nos entrega toda la sabiduria, y sentimiento de la humanidad misma !!, haz hecho Edmundo, un bellisimo escrito !!, cariños para ti.-

    • Edmundo Onofre

      Gracias Ana María por tu gentil comentario.
      Creo que este reconocimiento va para todos quienes plasman su ser interior y sabiduría en inmaculadas páginas, como lo haces tú.
      Con afecto, Edmundo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.