LisNazareth

Musas, libertad y trena.

Las musas no se eligen
se detectan
y vas a desnudarlas
 entre letras,
cuando cambias de musa
te reinventas.
Si el desnudo quedó en letras
te liberas
si en cambio fue literal
dependiendo del final, 
también vuelves a volar
buscando mojarte
en tintas de otro mar.

Necesito ya cambiar de musa mi amor

Necesito ser libre de ti
así como me liberaste de mi antigua trena
hoy deseo liberarme de ti,
perderla a ella no me dolió
como me está doliendo
que no estés aquí.
Porque si estas
aunque no te veo
aun no te vas.

Comentarios1

  • Jareth Cruz

    Benditas, benditas musas,
    que a como llegan se van,
    algunas tienen excusas
    y otras jamás las dan.

    ¡Suerte con la tuya...!
    Besos.

    • LisNazareth

      Gracias Jareth ¡benditas sean! Saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.