Rosita de Mendoza

Sabías que...

Sabías que era feliz

con un caramelo

el corazón roto

y mariposas en el bolsillo

Sabías que rea feliz

con el alma rodando

una barra de chocolate

y la mente en blanco

Sabías que era feliz

con los ojos abiertos

reflejando tristezas ajenas

Sabías que era feliz

con mis canas, mis arrugas

y mis quince pecas

Sabías que era feliz

cuando sonaban tus cuerdas

las sopranos cantaban

y otras abrían tus puertas

Sabías que era feliz

mirando la luna

y contando estrellas

Sabías que era feliz

pregonando sueños

y rescatando doncellas

Y tuviste que desearlo

y al desearlo

lo hiciste mundano

Comentarios4

  • Augusto Cuerva

    Los desengaños borran sonrisas y quitan felicidad

    Un saludo cariñoso

  • Rosita de Mendoza

    No, que pena me da cuando tengo que explicar un poema,en realidad no es un desengaño, es cuando uno disfruta la belleza y también se conmueve con el dolor pero no lo desea, en el deseo está la posesión, cuando posees algo pierde encanto, pierde magia, pierde belleza. jajajaja. lo hubiese dicho así, ya está, generalmente no pienso mucho lo que escribo. Será para otro poema, igual a cada uno que el poema le diga lo que quiera, eso es lo maravilloso de la literatura. Un abrazo enorme y gracias por leerlo.

  • Toqui

    Amar es morir
    Desear se podría transformar en amor
    Amor en amar
    Y....

    Saludos cordiales

    • Rosita de Mendoza

      Sí es verdad. Buenas Noches que descanse.

    • Alberto Escobar

      Te ha quedado simpático y ágil, o al revés también. Te felicito y te saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.