Santiago Miranda

El cielo es también un lugar oscuro

 

Porque lo humano no deja, de ser
Humano, y el fuego, fuego; el sueño
Del amo inconcluso se despliega
En impotencia este, siempre mira
Al más allá del cielo, donde se cuela
Indómito, al último rincón disponible
-se aburre de todo- trabajo inconsistente
A su duelo (de morir sin dejar nombre
Ni hijos ni sueños) de haber pasado
Como un parpadeo en el tiempo
El sueño del sueño;
/Toda su progenie nuevamente borrada/

Y Paradójicamente continuas ahí en tu sitio
Y el tiempo no acaba consigo, no se desprende
Al menos que lo golpeemos tan fuerte
Que abra una brecha, insondables puentes
Entre los espacios que nos habitan
Y no hayan más distinciones de distancias
Y tu cuerpo no se reconociera
Cómo tuyo y no habria nada que yo dijera
Es mío. Sino todo siendo nosotros
Y nos disipemos exhaustos ya fuera
De las barreras distendidas, tensión y orgasmos
Disparados ya sin razón ni incongruencias
Percibiendo todo lo percibido, al fin
Ser cielo-mar-y-tierra todaunida

 

Comentarios2

  • Texi

    Serias tan amable de explicarmelo creo entender la primera parte pero luego me pierdo.

    • Santiago Miranda

      no sé en cuál parte puedo ayudarla, pero tampoco tiene la intención de ser entendido en un 100%, cuando escribo intento dejar llevarme por intuiciones. por eso no diría que todo significa algo entendible. pero gracias por la lectura y el comentario, saludos!

      • Texi

        Entonces haces poesia abstracta...Ahhn ok, Saludos

      • B. Wayne

        *Leído.
        Saludos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.