Sin métrica

Donde esta el satelite?

La noche hace apertura

otro día esta muriendo,

la noche se clava como

una astilla, la crisálida

se va rompiendo.

 

Luminoso satélite que estas

al otro lado de un rojo nimbo.

tu brillo lo lleva el rayo

que cubre el firmamento

y en el mismo, vertiginoso,

su luz da paso al estruendo.

 

Luminoso satélite solo espero

que te asomes por un hueco

del nimbo, y seguir con los

soliloquios que a nosotros los

noctambulos nos lleva al infinito.

 

El alrededor es tan profundo

y el alma se desborda como un

río que a crecido. el frío se interna

en el cuerpo, me aherrojaré

al momento, hasta que el alba

se ponga, y desaparezca este

lúgubre sentimiento.

 

Hasta la noche.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.