Max Hernandez

Dejar ir...


AVISO DE AUSENCIA DE Max Hernandez
Con poco tiempo disponible.

Qué difícil dejar partir

Aquello que tanto amamos.

Qué difícil es dejar ir

Aquello por lo que tanto luchamos...

 

Cuántas veces hemos tenido que abrir las manos

Y soltar aquellas a las que estamos atados,

Suspirar profundamente, y ahogando el llanto,

Decir adiós, y lentamente, separarnos...

 

Qué difícil es ver como se va alejando

Aquello que tanto amamos, y que ya añoramos...

Cuanto dolor hay en una palabra de despedida

Sabiendo que es la última vez,

Que nos veremos en esta vida...

 

He tenido que dejar partir a muchos

Que amé con pasión, con entrega total

Que amé al borde de la locura.

Fueron personas, animales, u objetos

Que fueron muy importantes para mi

En su respectivo momento.

Pero los tuve que dejar ir, muy a mi pesar,

Porque la vida es así, unos se quedan,

Y otros, se van...

 

Y el dolor de la despedida es difícil  de mitigar

Es un dolor de indescriptible intensidad

Tanto que, mil veces prefieres el hierro ardiente

Sobre la piel desnuda, a tener que escuchar:

«Adiós, no nos veremos más...»

 

Hay separaciones que nos duelen y marcan tanto

Que nuestro corazón se niega a aceptarlo,

Y nuestra alma vive en un permanente engaño

Esperando que en un amanecer cualquiera

Volvamos a encontrarnos...

 

Y con este engaño nos lastimamos

No solo a nosotros, sino también a aquellos

Que ahora están a nuestro lado.

Sin querer hacemos que se sientan desgraciados

Y que les duela más a ellos

Aquello que dejamos partir, y que ahora añoramos...

 

Hoy, una vez más, tengo que aceptarlo

Te has ido, y no volveremos en esta vida,

No volveremos a encontrarnos...

Me dolió tu partida, y ese dolor no se ha atenuado.

Dicen que el tiempo lo cura todo

Que no hay sentimiento que no se borre

Con el paso de los años...

Es mentira, el dolor sigue presente

Solamente que nos acostumbramos

Y ya no lo sentimos tanto...

 

Yo seguiré extrañando, seguiré añorando

Todo lo bueno que nos tocó disfrutar

Todo aquello que compartimos juntos

Y que nos hizo lo que somos

Y que dejamos...

 

Pero, yo sigo aquí, y Tú,

Tú ya no estás a mi lado.

Y es a mí a quien le toca vivir mi vida

Y soy yo el que está caminando

Ya no a tu lado, es cierto,

Pero sigo caminando, en este sendero

Que la vida me ha dado...

 

Hoy te dejo partir,

No te olvidaré, no puedo hacerlo.

Pero, mientras viva, daré lo mejor de mi

Tratando de disfrutar cada segundo

Que me toque vivir...

Sabiendo que así lo hubieses querido Tú,

Sabiendo que, así sería,

Si estuvieras aún a mi lado...

 

Te extraño tanto...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.