Danilo D

Sueño

 

 

Yo soñé que era joven, 
que las alas del tiempo no me tocaban, 
pero el tiempo me llevaba volando.

Yo soñé que era rico, 
que el hambre jamás conocería, 
pero el hambre me guiaba por el camino.

Yo soñé que era sano, 
tan celeste como el cielo, 
pero la enfermedad siempre me perseguía.

Yo soñé que era libre, 
que nadie notaba mi presencia, 
pero era gigante, más gigante que mí jaula.

Yo soñé que te quería y
después que más te amaba, 
pero en realidad me hacías mal.

Yo soñé que mi sonrisa era inmensa, 
que era dueño del mundo, 
pero mi corazón estaba destrozado.

Y, sí, soñé que moría y
todo se iba por un agujero, 
pero siempre me mantuve soñando.

Quizás soñé que a todos les ocurriría lo mismo que a mí me ocurría y
por un momento me sentí libre.

¿Pero que he logrado?, ¿acaso mí vida se convierte en la pesadilla de otro que se mantiene soñando?.


Jesús me mira desde la cruz y yo no puedo hacer otra cosa que mirarle a los ojos y bajo el puente corre un río insondable que todo lo derrumba y en su lugar no queda nada más que el sueño.

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Hola Dani querido, hiciste de tu poema, un lamento, y lo hiciste en versos fuertes y dolientes, sabes Dani ?, que los sueños, sueños son, decia Calderin de la Barca, pero el soñar, muchisimas veces aliviana la realidad, y muchas veces, estos terminan convirtiendose en realidad, sigue soñando, nunca jamas dejes de hacerlo, es el recreo que tu espiritu necesita, cariños para ti.-

  • B. Wayne

    *Leído.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.