Maria I. Hernandez

Pensándote...

Tengo que escribirte hoy
Pues desperté con miedo,
Miedo a tu ausencia.
Presencia y silencio, desconcierta,
Pero ausencia y un para siempre
Es sin remedio, duele.
Anoche no grababa las palabras
Solo un simple
"Después no digas que no advierto"
Y eras mis lágrimas
como cortinas que rompen vientos.
No grabé más que un "me voy y ya no vuelvo"
Lloré otro tanto junto a mi almohada
Quería parar, qué vano intento!
Como se le pone fin al tiempo juntos,
Como se le dice a la razón
Déjale irse, ya pasará ese tormento.
Debo encontrar alguna fuerza
Por algún lado, a esto que siento.
Y no es capricho, pido permiso
Quiero esa puerta siempre entreabierta
Y aunque no vea yo más tu cuerpo
Disfrutaré en silencio viendo tus huellas.
Dame otro día, otro, cientos tal vez
Dale un tiempo a esta agonía
Para que juntas las dos pensemos
Cómo ha de hacer el alma mía
Para que no te busque, para que acepte,
Que deseas irte y sin mentiras.
He llorado más de mil veces
No sé que escribo, pero te quiero
Sabrá eso de mí el olvido?
Tendrá piedad y entrará de golpe,
Borrará cada recuerdo mío?
Cómo quisiera que así esto fuera
O que dijeras, te he mentido
Cómo dejarte si eres única
quiero ser ese, quien tu prefieres,
...tu mejor amigo.

Marîa I. Hernandez

Comentarios2

  • Toqui

    El dichoso encanto de sufrir.

    • Maria I. Hernandez

      Cierto? siempre he sentido que el sufrir puede también ser placentero.
      Saludos Tokki.

    • B. Wayne

      *Leído.
      Saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.