Cleidimar Naily

Deseo

Con el pasar de los días he podido notar como se intensifica cada vez más el incesante palpitar de mis más eróticos sentidos

y mi imaginación hace ahínco en los más recónditos y oscuros rincones de mi mente donde te siento, te inhalo, te absorbo.

Cada molécula, cada poro, cada centímetro de mi ser es un manojo constante de deseo

Y no logro asimilar como podría yo resistir un segundo más sin saciar esta sed de tus labios,

sin satisfacer esta necesidad de sentir el roce de tu piel junto a mi cuerpo.

Comentarios1

  • B. Wayne

    *LeĆ­do.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.