Bruno Gatica

Fuiste un sueño.

Noche solitaria, noche fría y amarga donde mi alma se cobija entre lágrimas y penas .

Silencios tenebrosos, miedo que recorres mi cuerpo, noche de angustia, soledad sombría, latidos de mi corazón que se detienen.

Amada mía, dónde estarás, a dónde te has ido, dime en qué lugar puedo encontrarte, será acaso posible que también sufres mi ausencia.

No sé qué hacer, mi alma no sabe otra cosa que sólo amarte, es una nostalgia terrible perder mi mirada en la oscuridad, te busco, te encuentro y tú de mí ya no te acuerdas.

Dios mío, qué hice para merecer este castigo, será que ella sólo fue un sueño del que hoy he despertado.

 

D.Á.R



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.