yito

Papa Francisco.

 

 

Le llaman Papa Francisco

el de pasos peregrinos

al que del cielo sus trinos

le brinda al hombre pardisco                          

La majada en el aprisco

es bendición del Señor.

El es solo un hacedor

de la palabra sagrada  

que ilumina en la alborada

el perdón del pecador.

 

 

Es el pastor de la grey

que heredara de aquel hijo

que desde la cruz bendijo

al que siguiera la ley.

No pesa seguir al rey

que no persigue un octavo.                                               

Sus manos llevan el clavo

del que padeció en la cruz

y en las sombras es la luz

del que el  dolor hace esclavo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.