Jose Adolfo

Recordando la niñez

La magia de los pájaros

ya no es el canto en la ciudad

 

Los nuevos silbos

sólo

quejas

lamentos

 

Ausentes las migas

aletean ramajes

harapientos

callejeros

 

Perezosos ladridos

alertan la fatalidad

 

Ya no despiertan

solo anuncia la tragedia

calles cansadas

indiferentes

no retozan como entonces

a la antigua sombra verde

 

Hoy recordamos la niñez

Comentarios7

  • Maria Hodunok.

    Triste ver la realidad que nos hace vivir como en una jungla de cemento, sin escuchar esos trinos inolvidables de nuestra infancia.
    Hoy, tocaste nuestra alma, poeta.
    Abrazos de amistad.!!!!

    • Jose Adolfo

      Cada poeta procura una caricia que se hace a los sueños / en el alma / en la piel / en la mirada / en la magia / en esa necesidad existencial de reafirmar la vida y sus misterios / Tú / otros mil / y éste gilguero / vamos intentandolo a cada verso / Gracias Maria

    • Fabio Robles

      Niñez colmada de simpleza donde se encontraba la felicidad coqueteando con la naturaleza y espíritus ingenuos. Todo ha cambiado mi amigo, como bien lo dices. Siempre con tu calidad. Saludos amigo

      • Jose Adolfo

        Desde nuestra palabra / hagamos el intento de transformar esa terrible realidad / Sólo los poetas podemos lograrlo / Entre todos somo el universo más antíguo de lo posible Fabio / Saludos

      • Toqui

        Estertores: síntomas reales y significativos.
        Slds.

      • andrea barbaranelli

        Versos esenciales y evocativos. Gracias y un saludo

      • Esteban Mario Couceyro

        Lo que fue, no volverá..., será que se ha perdido algo.
        O nosotros, somos los extraviados...
        Esteban

        • Jose Adolfo

          Interrogante a lugar en esta circunstacia de siglo XXI Esteban

        • Raquelinamor

          La vorágine creciente que envuelve la vida en sociedades de adelantos y miserias, trae cambios aplastantes de las realidades conocidas y abren paso a la prosperidad desconocida, donde muere el hábitat, la natura, los campos, su frescura, el trino de los pájaros y el aroma de las flores de aquel jardín que ahora fenece bajo el cemento, se va la vida, pasa el tiempo, todo cambia, solo vivirán los recuerdos mientras el cuerpo tenga vida, por eso hay que escribir mucho, dejar en las letras el dibujo de los recuerdos, los de la infancia de fragancias y alegrías, los de la juventud perdida, la de los hijos que marcharon lejos, las del árbol viejo que daba frutos. Gracias por tu bello poema que me trasporta a reflexionar en el tiempo. Felicitaciones y recibes saludos de universal amor y bendiciones de raquelinamor

          • Jose Adolfo

            Genial combinación de las vivencias / Nacen como esencia / Mujer que en su vientre / perpetúa la vida / Gracias poeta

          • kavanarudén

            Precioso
            Me hizo recordar mi feliz niñez en las calles de Tucupita. Mi Delta querido
            Cuánto cambia todo en la ciudad.
            Respóndeme poeta: ¿Dónde quedó nuestra niñez, nuestra inocencia?
            Un abrazo fuerte

            • Jose Adolfo

              Cada uno de los poetas la llevamos en pequeños trozos / van inquietas en el equipaje con el que partimos un día / hasta que otros / las hacen al universo de las vivencias / Tú / Otros mil y este servidor aún les damos vida / Tucupita / tierra de misteriosas esencias / donde el Warao impera su exterminio / el Orinoco su amor eterno frente al mar / Saludos hermano



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.