Maria Esther Martinez Valenzuela

Sindrome de Estocolmo

Usted ya no me roba el sueño... Usted, ya habita en ellos.!!! 

Usted ya entra y se queda, porque es mi decisión.

Me he enamorado de mi querido ladrón. 

El "síndrome de estocolmo" me dio fuerte y no quiero la cura, porque así lo decido  yo... Con esto le digo:  Estoy enamorada de usted... mi querido ladrón !!! 

 

  Maria Esther Martínez V. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.