Melany Devia

Experiencia

Calla mi paso el camino andado
Sutil crujido bajo mi cuerpo suena,
Quedan quimeras del bello pasado,
Que la indiferencia presente acecha.

Enojos habituales se vuelven tristeza,
Mientras yacen ocultas razones olvidadas,
Un ser melancólico se empaña y se cierra,
Al ver del "gran mundo" las rufianes hazañas.

La inocencia se pierde ante tanta maldad.
Se oscurece el alma, y se enfrían los ojos.
Tiene escaso sentido seguir el andar
Entre corazones negros y mirares rojos.

Las ganas fallecen por razón natural;
Renovarlas ahora cuesta abrir mil cerrojos.
Ya vivido el hastío y la inmensa bondad,
Hoy del mundo se ocultan mis más fieles antojos.

Comentarios1

  • Augusto Cuerva

    Muy buen poema ,, me ha encantado de principio a fin

    Un saludo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.