Adolfo Flores Facundo

Mi libertad

 

Mi libertad es una daga exacta en tu pecho

Una nube prisionera en todo el cielo

Los pasos del universo en tu redondel de fuego

O cierta noche que no recuerda el mundo

 

Mi libertad quisiera un bajel dorado para el viaje

El cabello del mar trizado en el horizonte

Una perfecta ocasión para morir en tus labios, ahogado

O una estancia en el mar lejos de la orilla

 

Mi libertad toca tu cara para que no te vayas

Para que tu piel siga intacta en la marea 

O en las chispas que dominan el dolor de tus huesos

O la lluvia que entra en tus ojos para desbordar los miedos

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.