William Irving Howard Lopez

Tránsito lluvioso

 

 No te vayas

bajo el resguardo

de la alameda,

donde las gotas

se tornan mordaces  y persistentes,

transita en medio de la calzada

donde languidecen los despojos

de las nubes agotadas

y las hojas de los árboles

no han podido prolongar

la fría lluvia invernal.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.