QUINSONNAS

ALBACEA (SONETO)

 

 

Tornada en mi despótica albacea

me niegas concederme tu tesoro

por mucho que te ruegue en un decoro

que siempre que te observo me flaquea.

 

Decrépito mi amor se tambalea

envuelto entre sollozos que devoro

al verte concediendo eso que añoro

cercana a otro galán que te rodea.

 

Escribes con tu "no" mi testamento

después de fallecer en el intento

de ser en voluntad correspondido.

 

Omites lo que anhelo intimidante

rotunda al repartir con voz tajante

silencios que me dejan malherido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.