Pablo R.

NO ME ENSEÑASTE

 

Ojalá volviera algún día
Pero lo cierto es que ella nunca fue mía.

Fue de la vida que la puso en mi camino
Para llenar de calor los momentos de frío.
Para pintar de color todas las mañanas
Para hacer más bellos los fin de semana.
Para disfrutar juntos de mil aventuras
Y también hacer muchas travesuras.
Para conmover hasta la íntima fibra
Para saber que cuando se acaricia
El alma florece y que también vibra.

Más hoy lloro el vacío que deja su ausencia,
Sus ángeles...
Sus demonios...
También su demencia...

Hoy lloro sus besos, caricias y abrazos...
Su mirada tierna al tomarme en sus brazos.

Hoy echo de menos lo que con ella he vivido
Aunque no duele tanto el que haya partido.
Ni siquiera duele el que no esté conmigo.
Pues me enseñó de todo hasta cómo amarla,
pero no me dijo, cuando llegara el día,
Que tenía que hacer para no extrañarla.

-. Par



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.