Zeroo

¿Qué, que te haría?

 

Me preguntas que si estuviera contigo,

A solas, tú y yo, ¿Qué, que te haría?

Te haría de todo, parecería un mendigo,

Saboreando, deleitando, toda tu geometría.

 

Al tomarte, primero te besaría mucho,

Dimensionaría tu estatura a besos,

Si se acaban, cambiaría el cartucho,

No te permitiría, escaparte de ellos.

 

Te desnudaría poco a poco, para poder ver,

Deleitar y empezarme a imaginar,

Como luce cada centímetro de tu piel,

Embriagarme de ti, antes de comenzar a amar.

 

Te recorrería con la punta de mi lengua,

Todo el tiempo, para ponerte la piel ‘chinita’,

Creeme, no te daría ni un momento de tregua,

Hasta obtener ver, como tu cuerpo delira.

 

Haré aún más, bajaré a tu entre pierna,

Para poder saborear cada gota de tu néctar,

Quiero ver transformar esa tú carita tierna,

En pasión pura que te haga estallar.

 

Y es que, quiero hacértelo suave,

Tan solo amarte con sublimes ternuras,

Hacerte sentir amada, que vueles como un ave,

Y provocarte más placer atándome a tú cintura.

 

Pero también, quiero hacértelo duro,

Tomarte por detrás, que sientas mi firmeza,

Poseerte por completo, acorralarte contra el muro,

Provocar tu desvarío, hacer que pierdas la cabeza.

 

Será exquisito, poder escucharte gemir,

A cada segundo, pidiéndome más y más,

No será una sola vez la que te haga venir,

Preparate, te daré lo que no has probado jamás.

 

Me haces querer tenerte entre mis brazos ya,

Como ves, mi pasión desborda y no se puede contener,

Ven a mí, y yo te haré conocer una dimensión más allá,

Que aún no conoces del exquisito mundo del placer…

 

Derechos Reservados

Autor: César Alanís Morales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.