Rafael Pablo

PLENILUNIO

Y la noche fue
la mañana.


Y la mañana
el olvido.


Mas cada hora
y minuto.


Cada segundo
contigo.


Queriendo no
he podido.


Quererte como
te he querido.


Y las noches son
la mañana.


Y la mañana
un suspiro.


En cada hora
y minuto.


En cada segundo
que vivo.

 

 


Rafael Pablo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.