rafanowsky

Nicolás

Descalza madera sobre mis pies, 

tejidos verdes visten el sofá,

cera ardiente, pabilo aliciente,

descansa amado viejo de mí.

Nocturno bajando el telón de los párpados de luz,

mano fría abraza mi canto y tú legado mi último retrato.

Seré lo que no eres y aún lo es,

perdonar la ausencia suplicando querencia,

en mi estás y siempre serás...

  • mi querido papá.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.