mandragora

Atreve a Decirme II...


No te calles mas,
tu alma quiere gritar,
dime lo que tu corazon
guarda en lo rincondito de tu ser...
no silencies las palasbras,
ellas quieren brotar,
de la fuente de tus profundos secretos...
tu sabes que me amas, no luches mas...


Atrévete a darme de beber de tu boca
A calmar mi cuerpo con tus caricias
Atrévete a hacerme sentir, las delicias calidas de tus dedos
Atrévete a soñar mi sueño
A darme el veneno que mate mis ansias locas
De disfrutar de tu cuerpo


Atrévete que te estoy esperando
con los brazos abiertos
y con la cena lista
como dulce preámbulo al amor
Atrévete a construir juntos
un hermoso sueño
y a contemplar conmigo
esos fantásticos atardeceres de la laguna
que mi mente imagina sólo contigo
Atrévete antes que marchiten las flores
que adornan mi alcoba
aguardando con ansias tu arribo.


Atrévete a soltar las palomas de tu pecho,
déjalas girar en torno a las palabras,
por más que amordaces su verbo y sus alas,
sé que están latiendo como este amor
que se cuela por los misterios de tu silencio.
Atrévete...habla...que cuánto mas callas,
más se llena de desesperación mi alma


Atrevete a decirme que mis besos
no provocan tus locos deseos
que no despiertan en ti los anhelos
que no sientes que hierves en celos
atrevete a decirme, que no me amas
que no vibras en mi, que no clamas
por volver a enredarte en mi cuerpo
y asi ya dejar atras el lamento
para solo ser tu y yo en este momento.


Atrevete...si atrevete a sumergirte en la herida
que luce en mi costado, mira tu reflejo, ahí vivo,
esculca entre mis labios los besos desterrados,
de tu piel, y atrevete, atrevete a negar que ansian
mis labios, calla, no digas palabras, que tu silencio
hoy clama, con mas fuerzas este amor que se marcha,
que avanza en esta cercana lejanía, de tu mirada.
Atrevete...mirame...siente como tu corazón se agita
y te dice que me amas, atrevete; solo espero tus palabras.


Atrevete a decirme que no me extrañas
Que alla en la distancia
Sientes que vibran tus entrañas
Y que aun vive en ti mi fragancia
Que el sabor de mis besos
Aun en tu piel siguen marcados
O en tus ansias y deseos presos
Por que aun seguimos atrapados
entre este amor sin poder dejarlo a un lado



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.