Heber Urbina

La expirante partida

Me dejas al vacío 

Con tu silencio desgarrante

Tu abandono me lastima 

Como una herida punzante

 

A lo lejos en el cielo

Veo una estrella agonizante

El reino de los dioses

Pulverizado entre raíces 

 

La gran tormenta del invierno

Quema como horrible infierno

Y mi alma yace desolada

Con un daga atravesada

 

Tu partida me condena

A al abismo sin salida

A la horca de la muerte

Mi castigo por perderte

 

Comentarios1

  • Excelsa

    Esto si es poesía.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.